Prevención del blanqueo de capitalesDesde el año 1993 la legislación en materia de prevención de blanqueo de capitales ha venido cambiando y adaptándose a los nuevos retos, culminando con la aprobación de la Ley 10/2010 de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y financiación del terrorismo y su reglamento aprobado por el Real Decreto 304/2014 de 5 de Mayo por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

Esta legislación es el marco obligatorio en el que deben operar aquellos negocios susceptibles de ser instrumento de las organizaciones criminales o terroristas para sus ilícitos fines, estableciéndose para los sectores y actividades que señala, las obligaciones legales que se deben observar a la hora de llevar a cabo relaciones comerciales con terceros.

La aplicación por parte de los sujetos obligados de las medidas que obliga la legislación, debido a su complejidad, si se hace con el apoyo de un asesor externo experto en la materia se simplifica enormemente, y además se evita la posibilidad de cometer errores que nos puedan llevar a la imposición de una importante sanción administrativa según la naturaleza del incumplimiento.

Además, conforme a la actual reforma del código penal, de las relaciones comerciales no sujetas al debido control se pueden derivar ilícitos de tipo penal en función de las acciones realizadas por las personas con poder de representación en la empresa, así como por las realizadas por empleados si la empresa no ha ejercido el debido control sobre su actividad.

Consultoría / Implantación prevención del blanqueo de capitales

Supone la implantación dentro de la empresa o su negocio en el caso de trabajadores autónomos obligados, de los procedimientos de prevención y órganos adecuados de control interno y de comunicación a fin de conocer, prevenir e impedir la realización de operaciones relacionadas con el blanqueo de capitales. Los trabajos consisten en:

  • Establecimiento de las pautas para la identificación de clientes.
  • Metodología para llevar a cabo las comunicaciones obligatorias al SEPBLAC sobre operaciones.
  • Criterios de confidencialidad y conservación documental de las operaciones realizadas.
  • Medidas de control interno a implantar en la empresa.
  • Implantación de criterios para la evaluación y gestión de riesgos.
  • Criterios para la admisión de clientes, alertas y exámenes por indicios.
  • Designación de representantes ante el SEPBLAC.
  • Elaboración del Manual de Prevención de la empresa.
  • Conformación y asesoramiento del órgano de prevención.
  • Formación de los empleados.